Blog
06/04/2016 Blog, Comunicación 360, Medios Sociales

Cómo evitar compartir bulos en las redes sociales

rumor

Desde la llegada de las redes sociales todos podemos actuar como periodistas. Puede que, en lugar de ellos, cualquiera de nosotros presencie un acto noticiable. Con nuestros Smartphone podemos grabar, recoger un audio o ser los primeros en obtener una imagen de un hecho que genere noticia. Solo necesitamos subirlo a nuestros canales de redes sociales como Twitter o Facebook y la información se expandirá con velocidad. Cualquiera puede hacerlo y puede hacerlo mal de manera intencionada o sin quererlo, pero faltando a la verdad. Lo malo es que si esa noticia incorrecta se expande y no hay nadie que verifique su autenticidad, todos caemos en la trampa. Cada día son más numerosos los bulos que se expanden en internet. Ingresos de famosos en el hospital en estado grave, muertes célebres como la de Fidel Castro o la de Miliki (tres años después de que sucediera en realidad), falsos rumores de la crisis del Ébola o los atentados de Bruselas y París. Por eso es tan importante contrastar las fuentes antes de compartir cualquier información que no provenga de un medio oficial.

La importancia de contrastar las fuentes es uno de los primeros conceptos que se enseñan en las facultades de periodismo. Se llama fuente a cualquier emisor de datos del que se sirve el profesional de los medios de comunicación para crear el discurso narrativo de su producto informativo. Pero sin necesidad de ser periodista y porque todos somos responsables de la información que compartimos en nuestros canales, solamente es necesario seguir unas sencillas pautas antes de publicar o compartir cualquier información sospechosa en las redes sociales para no contribuir a la creación de bulos:

  • No te fíes de los medios de comunicación que no conoces. Si no sabes de qué medio se trata, ni lo lees habitualmente, no compartas su información. Puede que no sea profesional y se dedique a contar mentiras (o medias verdades). Cuando se trate de hechos dramáticos, como puede ser el caso de atentados o accidentes múltiples, hay medios que trabajan más rápido que nadie y muestran demasiada prisa por informar: en estos casos, la información se va confirmando poco a poco y en espera de lo que digan las fuentes oficiales. Los medios que intentan ir demasiado deprisa pueden caer en el error de difundir rumores.
  • Recapacita y piensa dos veces antes de compartir o retuitear información alarmista que no esté confirmada. Si detectas un bulo, lo mejor es informar a quien te lo ha mandado o a quien lo haya publicado en sus redes para que lo elimine y deje de expandir una información incierta. Porque no tiene por qué significar que mientan a conciencia, sino que simplemente puede que no dispongan de toda la información. En este sentido, se recomienda desconfiar especialmente si la información no está confirmada o viene de fuentes indirectas, como “un amigo que está allí…”.
  • Días después de atentados como el último de Bruselas suelen generarse rumores inciertos sobre nuevos ataques o corte de líneas de transporte, por ejemplo, por lo que es cuando más atentos debemos estar y compartir solamente información oficial o de medios fidedignos. Éstos disponen de personas profesionales que, antes de emitir cualquier información, invierten tiempo y recursos en contrastar fuentes y datos.
  • Hoy en día, todos disponemos de herramientas de edición con las que modificar texto o imágenes oficiales. Ahí están los memes, y algunos muy buenos, que nos hacen reír, pero cuando se trata de noticias serias, no es correcto manipular titulares de medios de comunicación y expandirlos por las redes. Si, antes de compartirlo, ves algo raro o crees que el titular en cuestión no cuadra con el medio, contrástalo en su web oficial antes de publicarlo y evitarás ayudar en la comunicación malintencionada.
  • En el caso de las imágenes, puedes hacer uso de la web http://images.google.com y comprobar si esa fotografía se había publicado con anterioridad y se refiere en realidad a otro acontecimiento.

 

Ante cualquier duda, siempre es mejor contrastar la información, verificarla y volverla a comprobar antes de compartirla.

Photo credit: Joerg Schreier via Foter.com / CC BY

0 Comments

Archivos

Comentarios recientes

© 2017 LORE TREVIÑO COMUNICACIÓN 360, Todos los derechos reservados.
Diseñado y desarrollado por BinPar - Digital Quality