Blog
06/05/2015 Blog, Comunicación 360, Comunicación en el día a día, Creatividad

Un punto positivo para TVE

El Ministerio del Tiempo

Desde hace unas semanas, cuando terminó la primera temporada de El Ministerio del Tiempo, tenía ganas de escribir un post sobre esta serie. Y no solo porque se ha convertido en la de mayor audiencia en diferido en la historia de RTVE a la carta, el portal de video bajo demanda de Televisión Española, sino porque considero que es uno de los mejores trabajos realizados por la televisión pública, una entidad que recibe críticas (negativas) a diario.

Para quien no se haya enganchado aún, esta serie de los hermanos Pablo y Javier Olivares trata sobre un ministerio gubernamental que guarda y protege uno de los mayores secretos: las puertas temporales que sirven para viajar a diferentes momentos del pasado. El Ministerio y sus agentes, formado por  Amelia Folch (Aura Garrido), Alonso de Entrerríos (Nacho Fresneda) y Julián (Rodolfo Sancho), se encargan de la seguridad y custodia del pasado para que nada cambie y combaten a aquellos que se atrevan a usar el pasado para su propio beneficio. Con un excelente trabajo de documentación, fotografía y decoración que traslada al espectador a lugares tan diversos como la época medieval, el siglo de oro o la guerra civil, se aprecia la apuesta por enseñar la cultura e historia española. Más allá de la ficción, la serie tiene un enfoque didáctico al mostrar hechos históricos y hacer uso de personajes como Lope de Vega, Lorca, Velázquez, Torquemada o el Lazarillo de Tormes, que caracteriza con un humor más que ingenioso.

velazquez

Son miles los seguidores con los que, tras una primera temporada de ocho capítulos, ya cuenta la serie. De hecho, se ha convertido en un fenómeno transmedia: si bien las audiencias televisivas no han sido espectaculares, es de destacar el trabajo y la estrategia que los responsables de TVE han desarrollado en las redes sociales. El esfuerzo realizado en estos canales para conectar con un perfil de público no habitual para la cadena ha tenido su recompensa: han logrado formar una comunidad de fans nunca antes recordada en la ficción de este país. Los seguidores no solo se han autodenominado ministéricos, sino que generan abundante contenido relacionado con la serie: reviews que analizan al dedillo cada capítulo, dibujos (véase la imagen del post: Samuel Manzanera ‘simpsonizó’ la patrulla de El ministerio del tiempo),  gifs y memes, podcasts… Antes de conocer que habría una segunda temporada, los seguidores de la serie crearon una campaña en Twitter bajo el hashtag #TVErenuevaMdT. Y TVE ha aprovechado el tirón y ha creado un programa on line para comentar los capítulos, La puerta del tiempo, y así ofrecer contenido extra a los fans o realizar una simbólica expedición de certificados que acreditan como ministérico. Acciones ingeniosas para seguir alimentando la fandom y poder seguir disfrutando el sueño dorado de todo creador.

Por si todo esto fuera poco, la serie ha saltado fronteras. Parece que en la red se pueden encontrar subtítulos de cada capítulo en inglés, francés y hasta húngaro.  Tanto es así, que la Fox ya ha expresado su interés por adquirir los derechos de la serie de Onza Partners y Cliffhanger para la adaptación o incluso la emisión íntegra de sus episodios.

Los hermanos Olivares y los directivos de TVE han asumido riesgos metiéndose en territorio inexplorado en la ficción española creando una serie original y didáctica, acometiendo así la labor que en teoría toda televisión pública tiene obligación de cumplir. Han apostado fuerte por utilizar toques de humor y referencias que conectan con varias generaciones, jugando en todos los capítulos con esos  guiños de complicidad que me han provocado más de una carcajada.  Ojalá este experimento sirva para que la entidad pública siga creando contenido didáctico, divertido y de calidad.

 

1 Comment

Archivos

Comentarios recientes

© 2017 LORE TREVIÑO COMUNICACIÓN 360, Todos los derechos reservados.
Diseñado y desarrollado por BinPar - Digital Quality