Blog
03/09/2014 Blog, Comunicación en el día a día, Emprender, Medios Sociales

Cuando el trabajo se convierte en placer

Big Smile!
Este ha sido un verano diferente, sin duda. El primero desde que soy autónoma, y el primero en el que me ha sido imposible dejar de pensar en el trabajo siquiera durante una semana. Como hace poco escuché decir al conferenciante Alfonso Alcántara, “preguntar a un autónomo cuándo está de vacaciones es como preguntar a un mamífero cuándo deja de respirar”.

No atribuyo mi falta de desconexión a mis clientes, quienes han respetado a rajatabla mis días de descanso, sino que me he dado cuenta de que soy yo quien relaciona una gran parte de lo que percibe con la comunicación. Sigo manteniendo mi rutina de analizar los canales de redes sociales en los que ponerme al corriente de los asuntos del sector. Confieso que este último mes he tenido más tiempo de “salsear” en Twitter, por ejemplo, donde habitualmente utilizo mis listas para hacer más productivas las búsquedas de información. Eso sí; aunque haya trabajado, lo he hecho sin prisa, con calma. Sin mirar al reloj y sin preocuparme por la productividad.

Sea por lo que fuere, sigo relacionándolo todo con la comunicación: desde temas de conversación entre amigos, hasta películas, anuncios o artículos periodísticos. He seguido, inevitablemente, sacándole la punta a todo. ¿Será que he convertido el trabajo en placer? Creo que mi actitud se debe a la motivación.

No quiero dar lugar a confusiones. Yo trabajo para ganar dinero y vivir dignamente, pero intento que el tiempo diario dedicado a ello me aporte algo más que capital. Al fin y al cabo, destinamos unas 80.000 horas de nuestra vida a ganarnos el pan. No creo que haya nadie, por mucha vocación que tenga, al que le gusten todas las labores que requiere su profesión. Todos tenemos que llevar a cabo alguna actividad que nos agrada menos, pero sospecho que las acciones más odiosas sean las culpables de que disfrutemos tanto con las que más nos atraen o divierten.

Supongo que dedicarse a un sector que sufre un cambio tan rápido y vertiginoso como la comunicación influirá en querer estar al día, seguir las tendencias e intentar aprender cada nueva corriente que surja. Es interesante a la vez que necesario pero, sobre todo, diría que es apasionante. Como ya afirmó Confucio hace unos 2.500 años, “elige un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar ni un día de tu vida”.

Photo credit: JD Hancock / Foter / Creative Commons Attribution 2.0 Generic (CC BY 2.0)

0 Comments

Archivos

Comentarios recientes

© 2017 LORE TREVIÑO COMUNICACIÓN 360, Todos los derechos reservados.
Diseñado y desarrollado por BinPar - Digital Quality