Blog
23/07/2014 Blog, Comunicación en el día a día

“Papá, quiero estudiar comunicación”

100604-D-7203C-005.JPG
Hace poco me reuní con varios jóvenes estudiantes y recordé mi verano previo a la entrada en la Universidad: larguísimo a la par que inquietante por el cambio que suponía. Y eso que yo lo tuve claro; siempre quise estudiar comunicación y no sufrí esas horribles dudas de quien no sabe a qué se quiere dedicar.

La crisis y el lamentable estado de los medios de comunicación han provocado decenas de veces la siguiente conversación entre colegas del sector: Si pudieras volver atrás, ¿estudiarías la misma carrera? Mi respuesta siempre fue que sí. Pero analicemos argumentos a favor y en contra de estudiar comunicación.

Hoy en día, la comunicación recoge más ámbitos y profesiones que el conocido como reportero o periodista. Además de los medios de comunicación, las empresas necesitan profesionales polivalentes y creativos que les ayuden a darse a conocer. Se requieren perfiles de personas capaces de contar historias y saber relacionarse en cualquier medio. La creatividad, la originalidad y la técnica se vuelven imprescindibles. Ahí está la profesión de Community Manager: muy demandada, según varios informes y noticias, pero muy mal remunerada y con un futuro incierto. Los expertos le ponen fecha de caducidad y soy de las que opina que las redes sociales son otro de los canales en los que hay que ser capaz de comunicar, no el único ni el que sobrevivirá al periodismo tradicional.

Según Infojobs, el 44% de sus ofertas de empleo está relacionado con la comunicación y el marketing. Y más deberían crearse si queremos recolocar a los 11.151 periodistas que perdieron su empleo entre 2008 y 2013, según el “Informe Anual de la Profesión Periodística 2013” de la Asociación de la Prensa de Madrid. Los jóvenes deben estar hartos de oír hablar de crisis pero, junto con la construcción, el sector de la comunicación ha sido de los que más ha sufrido sus consecuencias, y si no, ojo al dato: entre 2008 y 2013 se han cerrado 284 medios y el paro ha aumentado en un 132%. Solo en 2013 fueron despedidos 4.434 informadores y desaparecieron 73 medios. Pese a ello, en 2012 se licenciaron otros 2.909 periodistas.

Hablando de estos últimos, los que no han sido despedidos han sufrido importantes reducciones de salario, así como visto afectadas sus condiciones laborales y honorarios. Un ejemplo significativo puede ser que hace 8 años un artículo periodístico escrito por un profesional con amplio recorrido estaba valorado en 40 euros aproximadamente, y hoy en día se cobra a 5 euros.

Respecto a las condiciones laborales, también hay miga. Los periodistas deben acostumbrarse a un horario de trabajo poco habitual, ya que son muchos los que trabajan los fines de semana y libran cuando el resto del mundo trabaja. Los sueldos son muy bajos para un licenciado: conozco periodistas con responsabilidades que no superan los 700 euros al mes. De hecho, el perfil del profesional español de la comunicación es el de mujer, de entre 30 y 40 años, con más de 8 años de experiencia y con un sueldo ‘mileurista’. Respecto a la localización, la gran mayoría de los expertos en comunicación se encuentran en Madrid y Barcelona, a excepción de los periodistas de medios locales o regionales.

Para aquellos que estéis a punto de decidir por vuestro futuro profesional, si me permitís, mi consejo es que estudiéis comunicación si es vuestra pasión y nada más os convence. En cambio, si estáis entre varias opciones y no sentís una verdadera vocación, no lo hagáis. Mucho te tiene que gustar esta carrera para estar dispuesto a aguantar todas las desventajas y la crisis de uno de los sectores más devastados en los últimos años.

Photo credit: The U.S. Army / Foter / Creative Commons Attribution 2.0 Generic (CC BY 2.0)

0 Comments

Archivos

Comentarios recientes

© 2017 LORE TREVIÑO COMUNICACIÓN 360, Todos los derechos reservados.
Diseñado y desarrollado por BinPar - Digital Quality