Blog
21/05/2014 Blog, Comunicación 360, Comunicación en el día a día

¿Puede llegar la tecnología a volvernos ineptos?

tecnologia

Siempre me ha llamado la atención el trabajo del periodista antes de la llegada de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación. Me sumergí en el mundo laboral allá por 2005 y ya para entonces todo el mundo funcionaba por email, existían teléfonos móviles y, aunque no al nivel de hoy en día, Internet era la fuente de información para cualquier duda o consulta. Cuando preguntaba cómo trabajaban en una agencia antes de la llegada de todos estos avances, los más veteranos que habían trabajado sin tecnología destacaban la evolución que había experimentado el oficio. Enviaban las notas de prensa por fax, tiraban frecuentemente de hemeroteca y esperaban a que los futuros entrevistados llegaran a su casa, por la noche, para poder contactar con ellos y hacerles la consulta correspondiente. No hay duda de que los proyectos salían adelante. Aceptando que toda creación acarrea un tiempo de producción o elaboración, los diarios y revistas se publicaban y la información llegaba a su público.

En lo que a búsqueda de información y documentación se refiere, la memoria y los recursos personales del profesional jugaban un papel importante en la buena labor de los consultores o periodistas. Entonces, no podían permitirse “perder el tiempo” buscando datos que debían conocer. El nombre de cualquier ministro, empresario o portavoz era memorizado a falta de disponer de toda esta información a golpe de click, como ocurre hoy en día gracias a los buscadores. El caso de los números de teléfono habituales también es significativo. ¿Para qué memorizarlo si lo tengo en la agenda? Que levante la mano el que se sepa de memoria algún teléfono, además del número de sus padres, abuelos y algún amigo de infancia. Y las generaciones venideras, esas que llamamos “nativos digitales”, desarrollarán aún menos las herramientas y estrategias necesarias para enfrentarse a dificultades y ser capaces de resolver problemas.

Según el libro App Generation. How Today’s Youth Navigate Identity, Intimacy and Imagination in a Digital World, referencia mencionada por Karelia Vázquez en uno de sus artículos para El País Semanal, los jóvenes “han encontrado un mundo pulido y empaquetado con los perfiles que diseñan para su rutina digital. Sus vidas están trazadas y mapeadas hasta el último milímetro, apenas hay sitio para improvisar y tienen aversión al riesgo”. La excesiva dependencia de los gadgets y aplicaciones de todo tipo puede distorsionar el entorno cercano, limitando nuestras capacidades y haciéndonos vulnerables en exceso.
.

0 Comments

Archivos

Comentarios recientes

© 2017 LORE TREVIÑO COMUNICACIÓN 360, Todos los derechos reservados.
Diseñado y desarrollado por BinPar - Digital Quality